He visto al Barcelona

Seguimos viendo películas para que ganen los buenos. Neceistamos que así sea, al menos en la ficción. A nosotros, los ilusos de poca monta, el fútbol (la vedette de las telenovelas) nos deparó la mayor historia de amor jamás contada. Barcelona ha exigido al mundo a levantar el listón, a pedir más cada vez que dos equipos tengan el tupé de salir a una cancha con tribunas y cámaras. Nos ha dado una anécdota con la que aburrir a nuestros nietos. Garantiza que estos señores llamados Messi, Xavi, Iniesta, Puyol, Ibrahimovic o Guardiola se vuelvan leyendas cuyas fuerza y virtuosismo superen inlcuso lo que los testimonios de video atestigüen. Nos ha dado el premio de una vida a la mitad del camino, con la dicha y la pena que eso significa.

A nadie sano en su juicio le es ajeno el Barcelona.

Claro, estamos hablando de fútbol, esa alegría espasmódica que nos rapta de la vida de todos los días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s