SUDAFRICA 2010 :: Día 2 / Gringazo

Vos, sí vos, lo gritaste, apretaste los puños y hasta te abrazaste. Y él, sí: él, lo festejó así, con el corazón en relieve en la casaca elastizada y la lengua apuntándote. El guerrero, el cacique, el líder del vestuario, el que siempre bancamos (?) hizo un gol de pizarrón, un penal con la cabeza que tuvo la precisión que jamás lograría con el pie.

Hasta el gol de Heinze -porque de él hablábamos, de nuestro Gringo (?)- la Selección había jugado con rítmo eléctrico, que se mantuvo hasta el primer cuarto de hora. Veloz en ataque, con mucho campo por abarcar en el medio y expeditivo en defensa, apuró a un rival que nunca fue mayor amenaza que el miedo propio a ser empatados.

Higuaín tuvo un par de chances muy claras, Tevez arrastró marcas e inició contras, y Messi jugó su mejor partido en la Selección Mayor, que mereció coronarse con un gol, de los tantos que ahogó el lúcido arquero nigeriano, Enyeama.

Auspicioso debut de la Selección, revancha mundialista para Verón (que hace exáctamente ocho años caminaba a patear el último corner contra Suecia y se ganaba la paternidad de la derrota por mayoría popular), y estreno feliz de Maradona como técnico mundialista, por los porotos y de traje, rosario en mano y abrazo y beso a cada una de sus fieras al terminar, como dijera Pipita a la salida de los vestuarios, el primero de los siete partidos.


La sorpresa.
Tres jugadas de pizarrón con pelota parada, una de ellas fue gol y la otra casi. Méritos compartidos con el silencioso Negro Enrique.

La confirmación. Nunca un apodo ha sido tan fiel como “Galgo”.

 

. . . .

. . . .

La Fecha completa:

Temprano, tempranísimo con este clima, jugaron los futuros rivales de la Selección Argentina, cuyos ojeadores y asistentes técnicos siguieron con ahinco y tomaron nota de los tips a tener en cuenta para una clasificación sin problemas (?)

Corea juega un fútbol veloz, compacto y fiel a su tradición, no le teme al roce. Más técnicos que los recuerdos de las postales ochentosas, y desandando el camino al éxito que transitara en 2002, el equipo asiático toca, triangula y llega al gol. Por su parte Grecia pena su nada en mitad de cancha, pero los cautos saben que si un Gekas te hace un gol a los 2 minutos y después arman el catenaccio helénico todo partido puede volverse una tragedia (?), cosa que no ocurrió hoy, ya que la diferencia entre ambos equipos jamás estuvo en duda.

Ya a la hora en la que el super se poné así de gente, Inglaterra y Estados Unidos salían a la pantalla de los LCD que todavía están por venderse. Gerrard se llenó la boca de gol apenas empezado el partido, y Capello hizo esa mueca de felicidad tan de tano y tan de millonario. Partido bastante intrascendente y sin mayores riesgos para el objetivo inglés, hasta que Dempsey tuvo una revelación: a la vuelta de un corner divisó, en un rincón de la platea, una figura espectral,  desgarbada, con bigotes y taza de café, que desde su halo de humo le gritó “Shoot the no-hands!” En cuanto pudo, comprobó que el oráculo no erraba, y que el arquero Green hizo todo lo que estuvo a su alcance para evitar que su cuerpo evite el gol del empate.

No se puede hablar de batacazo, y sí una vez más sobre lo parejo que puede resultar la clasificación de grupos, aún para los a priori candidatos.

. . . .

Corea del Sur 2 – Grecia 0

. . . .

Inglaterra 1 – EE UU 1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s