SUDAFRICA 2010 :: Día 3 / 1, 2, 3, 4… Palizen

No faltará el malintencionado que dirá que esta Selección alemana ahora juega bien porque se sacó el lastre de Ballack. Más allá de la poca simpatía que genere el pobre de Michael (que se pierde su último mundial, víctima de la “genialmente” bautizada “maldición Chelsea”) hay que decir que la presentación teutona en el Mundial estuvo por demás acorde con su historia de clásico, que con el juego desplegado en el último bienio. Con mucho toque y circulación, ataque con al menos cuatro jugadores, un auténtico crisol de razas en el plantel, el equipo dista de la tradición del roce, el bochazo el nueve y la casta aria (?)

Özil tiene gambeta y sangre, juega y hace jugar. Podolski y Muller hicieron pic nics en simultáneo en ambas bandas de la defensa australiana y Klose (últimamente suplente en el Bayern Munich) sigue filoso, como si no hubieran pasado los cuatro años de su coronación como goleador en Alemania 2006.

Australia fue apabullada, y no merece mayores comentarios. Alemania acaba de llegar a la fiesta, con otro look pero con el objetivo de siempre.

Pero no sólo Alemania jugó hoy. En horario ideal para los que volvían de un sábado de lluvia y aventuras (?) esperaba un Argelia – Eslovenia, ideal para acompañar por esas dos porciones de pizza sobrantes que algún iluso de la casa guardó en la heladera con la esperanza de picarlas antes del almuerzo dominical.

El partido resultó una combinación de ambas latitudes, para una mañana fría y un juego semejante a un puñado de arena en los ojos. Con destino de ceros en el marcador, la novedosa pelota de Adidas se cobró otra víctima, para que el arquero Green le pudiera decir a Capello “mirá, mirá” y así tal vez sostener la titularidad. Imprevisto primer puesto parcial en el grupo para la selección con camiseta con destino de ícono, aunque lejos todavía de las grandes casacas de la URSS y del Zaire.

Más tarde, y no con más fútbol, Ghaná se llevó los tres valiosos puntos ante Serbia, en un esfuerzo de este cronista por evitar toda cacofonía. El compatriota Baldassi (sin el tuteo amistoso con tonada, pero con el buen ojo de siempre) sancionó el primer penal del Mundial, que el bueno de Gyan cambió por gol. De no mediar catástrofes, Alemania y Ghana tienen todo para pasar de fase, aunque Serbia no sea un equipo tan endeble como lo ha demostrado ser Australia. Pero bueno, ya se verá (?)

 

Alemania 4 (Podolski, Klose, Muller y Cacau) – Australia 0

. . . .

Argelia 0 – Eslovenia 1 (Koren)

. . . .

Ghana 1 (Gyan, de penal) – Serbia 0

. . . .

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s