SUDÁFRICA 2010 :: Día 4 / El lugar común

Mencionar que Japón haya ganado con gol del veloz Honda y se haya “devorado” a los leones de Camerún, que Justo Villar y no otro sea el responsable del empate de su selección frente al último campeón, y que una vez más Holanda juegue menos de lo que se espera por vestir del mismo color que Cruyff en los 70’s y evocar a la inquietante película de Kubrick es perogrullo. Más aún a la hora en la que se escribe este post, en donde el chiste no solo es malo, sino que viejo. Pero nada falta a la verdad, porque Japón ganó y es noticia, porque Paraguay por poco no hace lo propio con Italia y porque Holanda no le dio chances a Dinamarca.

La versión terrenal de Captain Tsubasa (?) logró su primer triunfo en un Mundial que no remita al jugado de local en 2002. En otro partidazo del tedio se impuso por la mínima ante Camerún. La estadísitca dirá que se corrió mucho, que se llegó poco y nada más.

El promiscuo colorido de las tribunas no se traslado al juego de Holanda, que de todos modos le acomodó un par de tulipanes a Dinamarca, esa selección de pocas aspiraciones pero que siempre nos cayó bien. Igual hay que decirlo: Holanda tiene con qué. Buen arquero, defensa firme con salida por los laterales, mediocampo bien rocoso y un cuarteto asfixiante arriba, aunque como se esperaba, tanto Van Persie como Van der Vaart estuvieron algo gélidos en la zona caliente (?) Un sacudón al banco y el moreno Elia le puso ritmo al partido, que se abrió a partir del fail de Poulsen, Agger, el arquero, la pelota viboreante y la altura, y que luego se cerró con el gol del incansable Kuyt, que juega como lo haría Forlán si no estuviera tan solo, como Tévez pero sin chocar, y como Fernando Torres sin la babyface.

Por último, y luego del granizo que tanto amenazo y no llegó a nuestra ciudad, Italia y Paraguay prometían revivir el antagonismo de Vicente Viloni y la Maza, pero multiplicado por once, palo y palo pero sin mala intención, y reemplazando llaves por cabezazos a granel. Y de cabeza fue el gol de Alcaraz, que le sacudió la cautela a Italia. El bueno de De Rossi acercó el empate, atento a una salida a tontas y a locas (?) de Villar, a quién una vez más la experiencia mundialista se le pone cuesta arriba, ya que su calidad nunca ha estado en duda. Ambos equipos juegan con el cuchillo entre los dientes y tendrán que dar más en la próxima fecha, porque de lo contrario Italia puede pagar cara su austeridad, y Paraguay su negativa a la Pepsi y animarse a más (?)

 

Italia 1 (De Rossi) – Paraguay 1 (Alcaraz)

. . . .

Japón 1 (Honda) – Camerún 0

. . . .

Holanda 2 (Agger e/c, Kuyt) – Dinamarca 0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s