Javier PUPI Zanetti :: La humildad del más grande

No esperen escándalos ni frases bombásticas. Tampoco polémicas o discusiones mediáticas. Y menos que menos que detenga su marcha. Así es Javier Zanetti: en lugar de bajar los brazos los abre cada vez más.

 

Nació en Dock Sud en el ’73, en el seno de una familia trabajadora (el trabajo como medio de subsistencia y de forja de dignidad). De chico acompañaba a su padre a las obras,  le daba una mano en la construcción y le gustaba ser compañía a la vez que estar haciendo algo concreto y útil. La metáfora de la casa le caló hondo: “Siempre hay que empezar por los cimientos, si se quiere construir con solidez. En una sociedad los cimientos son los niños, y esa es la razón por la que creamos la Fundación junto a mi esposa Paula”. La crisis del 2001 fue el contexto esquivo que dio el gran empujón a la Fundación Pupi, que hoy asiste a más de mil personas, con programas educativos y proyectos de inserción laboral.

 

Su derrotero en la zona sur empezó a florecer el día en que debutó en Talleres de Remedios de Escalada, club en el que ya había jugado su hermano Sergio, también marcador de punta. En 1993 fue transferido a Banfield, lo que le significó desembarcar en la Primera División. Todavía muchos recuerdan su gol a Boca, en un slalom que le valió los primeros flashes y una de las primeras validaciones de su apodo, il trattore. La designación de Daniel Passarella al frente de la selección nacional significó una renovación generacional luego de la frustración de la Copa del Mundo de 1994. Pupi, junto a otras figuras jóvenes del campeonato local como Gallardo, Ayala, Crespo empezaban a vestir de celeste y blanco. En esos días comenzó a sembrar su trayectoria top, que lo ubica hoy como el jugador con más presencias en la Selección, el extranjero con mayor cantidad de partidos jugados en Italia, y a la vez el calciatore record en la primera de su club, el Internazionale de Milán.

 

De promesa a Il Capitano.

Su llegada a Italia fue con bajo perfil, de qué otro modo sino. Apenas tres años después de su debut profesional estaba compartiendo vestuario con jugadores que llevaban tres mundiales en sus espaldas. La distancia no le impidió continuar con su proyecto junto a la mujer de su vida, Paula, con quien lleva compartido más de la mitad de su vida. “Cuando llego a casa me dedico a mis hijos Nacho y Sol al cien por cien”.

Está a la vista que en Milano ha encontrado un lugar en el mundo, pero eso no lo aleja de la Argentina ni de los afectos. La familia, los amigos y los proyectos de la Fundación lo traen de vuelta cada año. Y también, otra vez, la Selección.

En los medios italianos (en realidad en los de casi todo el mundo, salvo aquí en Argentina) destacaron con sorpresa e incomprensión su ausencia en la Copa del Mundo en Sudáfrica. Y aún cuando ya en 2006 José Pekerman no lo había incluido entre los 23 seleccionados, fue más ruidosa la desafección justo en el año en el que ganó todo lo que jugó con el Inter. Desde varios sectores de la prensa, incluso del público, se justificaba la decisión con documento en mano, como queriendo esgrimir una teoría que demuestre que una vez que el futbolista supera los 33 años, por caso, ya no va. Habiendo jugadores que renuncian a sus selecciones, otros que se pelean con entrenadores o compañeros, resultaba inaudito para gran parte de los seguidores del fútbol que Zanetti, en plena muestra de su experiencia y vigencia, con ritmo arrollador avalado por una cadena de consagraciones, no sólo no fuera parte de la fiesta mundial, sino que no dijera ni mu al respecto. Hoy, con 37 años y la expectativa de seguir jugando hasta los cuarenta (¿con la vista puesta en Brasil 2014?), Sergio Batista vuelve a confiar en el jugador que más veces defendió la camiseta argentina. “Hablar hoy del Mundial de Brasil es muy lejano para mí. A esta altura mis metas son cortas. Y antes que el Mundial está la Copa América, que se juega este año en Argentina, y sería hermoso estar”, dice sincero.

“Soy un afortunado. He recibido mucho del fútbol. Pero también sé que no hay ganancia sin sacrificio. Trato de enseñar a mis hijos que nadie te da nada en la vida, que hay que trabajar para ganarlo todo.” Si lo dice quien es reconocido por su conducta y su perseverancia, y que además, para tenerlo presente nomás, ha ganado 17 títulos, resulta creíble.

 

. . . . .

 

 

Un lugar en la historia

El Inter de Milán es uno de los gigantes del fútbol a nivel mundial, y la sola mención trae el recuerdo de dos jugadores enormes, cuyas trayectorias han influido en la consolidación de Zanetti.

Giacinto Facchetti, capitán y emblema del Inter multicampeón de los años ’60. Considerado el primer lateral ofensivo del fútbol, y por muchos el mejor en su puesto, llegó a presidente del Inter, cargo que ocupo hasta su muerte en 2006. Su camiseta, la número 3, ha sido retirada de la alineación en su honor.

Giussepe Bergomi, histórico defensor que jugó 519 partidos en la serie A para el Inter (marca superada por Zanetti en enero último, aunque aún ostenta el record de 758 partidos profesionales con la casaca nerazzurra). Era el capitán del equipo cuando Zanetti llegó, en 1995.

“La naturaleza le ha dado un gran físico, es muy fuerte físicamente, así que todas estas características hacen que Zanetti siga jugando al máximo nivel a los 37 años y que haya ganado todo este años. Simplemente es un gran profesional. Fue mi sucesor ideal como capitán del equipo, y ya que los records están para ser batidos, que sea Zanetti el que me supera me enorgullece”

(Giuseppe Bergomi)

. . . .

 

 

 

 

Trayectoria

Talleres de Escalada (1992-1993)

Banfield (1993-1995, 66 partidos, 4 goles)

Inter (ITA) (Desde 1995 hasta la actualidad, 727 partidos, 21 goles)
Campeonato de Liga Italiana Serie A 2006, 2007, 2008, 2009, 2010; Copa Italia 2005, 2006 y 2010; Supercopa 2005, 2006, 2008, 2010; Copa UEFA 1998, Champions League 2010, Mundial de Clubes 2010.

Selección Argentina (Desde 1994, 138 partidos, 5 goles)
Medalla de Oro en los Juegos Panamericanos 1995, Plata en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996.

. . . . .

. . . . .

 

 

Fundación PUPI
Por un Piberío Integrado

 

Construir infancia mediante la promoción de la crianza familiar, de una educación adecuada y del bienestar infantil en general, es la forma correcta de construir capital social y generar una Nación adaptada a las demandas contemporáneas.

Los niños, niñas y adolescentes que conviven diariamente con la pobreza y la marginalidad no son más que la consecuencia de una infinidad de situaciones que coadyuvan a que estas condiciones de vida se reproduzcan. El contexto de extrema vulnerabilidad en que se desenvuelve su vida atenta contra su sano desarrollo y comprometen su bienestar futuro. Por ello creemos que es necesario construir alianzas, en definitiva puentes, para sustentar el accionar los alcances limitados de acciones individuales y aisladas de actores sociales que también comprenden de la urgencia de estas necesidades. De esta manera, con mayor envergadura, promoveremos niños, niñas y adolescentes sujetos de derecho, sensibilizando adultos e influyendo en organizaciones, buscando construir un mundo con posibilidades.

Para ello hay que garantizar el cumplimiento de los derechos de la infancia, poniendo especial atención en el derecho a la supervivencia (nutrición y salud), derecho al desarrollo (educación y juego) y derecho a una familia. Fortalecer a las familiar como primeros educadores de sus hijos. Y promover el desarrollo sostenible de niños, niñas, adolescentes y jóvenes de ambos sexos, de sus familias y de la comunidad de origen, mediante la realización de actividades asociadas en el campo de la producción, la instrucción y en el área de la formación, para reforzar las capacidades gestionarías de la comunidad.

Realizamos nuestro accionar con alto nivel de excelencia, eficiencia, efectividad y transparencia; mostrando que sabemos “cómo hacer” y tratando de influir, buscando incidir en la agenda pública e impulsar como prioritarias aquellas políticas dirigidas a lograr la inclusión de los sectores más vulnerables de la sociedad.

Si querés conocer a fondo todos los proyectos que la Fundación PUPI lleva adelante y cómo ayudar, visitá www.fundacionpupi.org
Bouchard 35 · Lanús Oeste · CP 1824 · TE 4241-9100

Anuncios

3 pensamientos en “Javier PUPI Zanetti :: La humildad del más grande

  1. disculpen queria saber si ustedes o la fundacion nos pueden ayudar con elementos para educacion fisica, y juegos didacticos para los alumnos de la escuela 339 Juan Ignacio Gorriti de Localidad de el Aguilar Dpto. de Humahuaca Jujuy, bueno yo soy el presidente de la cooperadora y estoy buscando ayuda o donaciones para los chichos que concurren a nuestra escuela. desde ya muchas gracias. me llamo marcial jacinto corimayo celular 0388-154634507

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s