LITO CRUZ :: “¿Quién dijo que hay que ser alto y hermoso?”

Oscar Nevares Sosa está en Facebook. Joe Keller está archivado en el cajón de los recuerdos pero, al momento de esta entrevista, el enigmático patriarca de Todos eran mis hijos estaba a punto de cobrar vida en el escenario del Lola Membrives. Sin corbata ni tiradores, la imagen de Lito Cruz -sentado en una butaca-  se corresponde con la que cualquiera esperaría: chaleco y chalina.  “Toda mi vida me vestí así”, recalca Lito. Demuestra que, como su personaje de la televisión, tiene una respuesta para todo: “La ropa tiene que ver con lo que uno necesita psicológica, emocional y energéticamente”.  Pero hay otros aspectos más importantes que Cruz arrastra desde su adolescencia.

Por María Daniela Yaccar

Su participación en El elegido (interpretando al oscuro abogado Nevares Sosa, los lunes a jueves a las 23, por Telefé) es apenas el más visible de sus trabajos: es el director del Consejo Provincial del Teatro Independiente, da clases, se pasea por las cárceles con Sueños milongueros (en el marco de un programa nacional, junto con la coreógrafa María Dutil) y dirige obras de la cartelera off. En esta etapa de su carrera está descubriendo otra dimensión social del teatro, al vincularse con detenidos y discapacitados. Lo que sostiene desde que eligió esta profesión a los quince años en Berisso es una visión del teatro. “Recibís cosas de la vida y en algún momento tenés que dar. El teatro es un fenómeno social.”


¿Cómo es su trabajo en las cárceles?
Descubrimos que los internos viajan con la imaginación. Cuentan que por una hora se fueron del infierno. Eso nos animó y empezamos a agregar debates. Sus impresiones nos asombran, porque no son las mismas que las del público normal. Les sugerimos que las escriban y eso están haciendo.

¿Le gustaría dar talleres de actuación en los penales?

No creo. Hay que tener en cuenta lo que les pasa a los internos. No es lo mismo una persona que quiere ser actor que una interna que mató a alguien. Es muy delicado. Además, se pueden revivir cosas o motivar desenlaces que nadie querría.

Es la figurita que le falta, habiendo formado a tantos actores…
Con los discapacitados me animé porque conocía sus mundos, y no esa cosa de que el ciego es no vidente en lugar de ciego. Cuando el tipo es ciego y se asume como tal la energía va a otro lugar. Oye más, empieza a trabajar el tacto, huele y empieza a tener alguna habilidad que no tiene ninguno de nosotros. Soy Lito Cruz y mido 1,53 y… ¿quién dijo que hay que ser alto y hermoso? La televisión. Mirá a la gorda de La posada en el camino o a Shelley Winters. O a mí (risas).

¿Cuándo llegó a la TV le molestaban los prejuicios?
No los sentí. Además nunca me llamaron para hacer de galán…

¿Le hubiese gustado?

No, porque nunca entendí qué era ser un galán. El tipo es un actor. Además, no tengo la pinta de (Joaquín) Furriel. Los prejuicios funcionan en los que recién empiezan. Mi trabajo en la escuela de actuación es lograr que los alumnos confíen en su naturaleza, en su exclusividad. Que se tengan fe los gordos, flacos, feos, lindos y ciegos.

Si el teatro tiene una función social, ¿cómo se refleja en su modo de encarar el trabajo?
Cuando lo descubrí fui cuidando más las obras que hacía. Si hay algo que transmitir, el intelecto empieza a darte una mano. También la emoción. Haría Todos eran mis hijos toda la vida. Porque cada vez que pienso como Keller se desarrolla mi intelecto, y cada vez que tengo esa emoción la naturaleza dice “vamos”.

¿Siempre se actúa con emoción o hay días en que el actor está en otra cosa?
Siempre me pregunto qué me pasa hoy. El estado de ánimo influye mucho. Cualquier problemita de cualquier naturaleza lo tomo en cuenta. En la escena mezclo el texto con esa tristeza. No conscientemente, pero no me puedo aislar de mí. Hay que tener hipótesis en cada función.

¿Por ejemplo?
Platón dice que las ideas están en el espacio y que las palabras las atrapan. Siempre  me planteo hipótesis. Por ejemplo, ¿a dónde mira uno cuando escucha? En el programa de televisión trabajo así también. Entonces aparecen cosas diferentes. Tengo una ocupación, que no es hacer el personaje ni ser un actor. Mi ocupación es explorar. Hay gente que se aburre en sus rutinas. Yo interpreté a San Martín durante cinco años y nunca me aburrí, porque la palabra abierta de cada función tiene una resonancia distinta.

.: El elegido del prime time

Es casi indiscutible que, cuando aparece en el teatro comercial, gran parte del público asiste por usted más que por la obra. ¿Cómo se lleva con eso?
Creo que vienen a ver cómo lo hago. No a mí, porque pueden verme en la calle. Siempre trabajé mucho en el teatro independiente. En realidad, somos un engranaje. Si no tuviera esa luz, esos objetos, esa ropa o esa música no existiría Nevares Sosa. Todo ese contexto me permite hacer cosas. Y el espectador construye al personaje.

Tiene página de Facebook y todo…
El arte es así. Picasso hace tres líneas y el espectador construye la paloma de acuerdo a sus vivencias. Tengo humor, ternura, preocupaciones. Digo frases mías, filosóficas, improviso bastante… El espectador con todo eso arma mi vida. El tema es ver cómo hacerle señales para que el tiempo de vida no exista desde el punto de vista lógico, correlativo, sino desde el punto de vista de la creación.

¿Por qué acepto este papel?
Por varios ingredientes. Me interesó que la productora fuera Árbol, que estén Pablito Echarri y Martín Seefeld y ahora Federico D’Elía. Sentí protección del elenco y del canal. Eso hacía que me animara a investigar en una tira de todos los días: si algo me sale mal tengo permiso para hacerlo otra vez. El rating es fundamental para que el programa siga existiendo, pero la calidad es más importante. Veo lo que hacen con la luz, los objetos, la música, los efectos especiales, los lugares, la ropa… Todo eso colabora con que la gente vea a Nevares Sosa.

. . . . .

“Mi ocupación es explorar.
Hay gente que se aburre en sus rutinas.
Yo interpreté a San Martín durante cinco años
y nunca me aburrí, porque la palabra abierta
de cada función tiene una resonancia distinta.”


. . . . .


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s